Se profundizó en marzo el déficit comercial por la aceleración de las importaciones

0
120

El volumen del comercio crece más de entrada que de salida (iStock)

El mayor déficit del intercambio comercial argentino que el Indec completó para el primer trimestre de 2017 contribuirá a reafirmar las preocupaciones de los industriales y también del sector minero por el atraso cambiario que se advierte respecto de la evolución de los costos internos, porque frente a exportaciones que no logran remontar, las importaciones, por el contrario intensificaron el ritmo de aumento.

El informe oficial dio cuenta de que las ventas al resto del mundo aumentaron en marzo sólo 2,3%, gracias a que el promedio de los precios internacionales subieron 6,5%, porque la pérdida de competitividad determinaron una baja de las cantidades despachadas de 3,9 por ciento.

El aumento del rojo comercial contribuirá a reafirmar la percepción de atraso cambiario

Por el contrario, en cambio, las compras en el resto del mundo crecieron 16,4%, sustentado en la expansión del volumen en 10,6%; y en menor medida en la suba de las cotizaciones internacionales.

El Indec justificó esos movimientos que determinaron un mayor déficit en el balance de divisas en “la combinación de la caída de las exportaciones
de productos primarios, principalmente de cereales con el fuerte incremento de importaciones de material de transporte -principalmente equipo de transporte industrial y vehículos automotores de pasajeros- sumado a las compras de semillas y frutos oleaginosos -soja proveniente de Paraguay para industrializar-“.

Mientras que en el caso particular de las manufacturas propiamente industriales (no agropecuarias) en marzo se registró un incremento de 10,9% en cantidades, en un escenario de leve baja de los precios internacionales.

En el primer trimestre las cantidades exportadas cayeron 4%, y las importadas aumentaron 3,5 por ciento

Entre las importaciones, al señalado impulso de las compras de automotores en el recesivo mercado brasileño en un 63,9%, se agregó la revitalización de las adquisiciones de bienes de capital en 31,7% y en menor medida en las cantidades adquiridas de bienes necesarios para el proceso productivo (uso intermedio)

El primer trimestre cerró con un marcado desequilibrio en términos de variación de las cantidades exportadas, que declinaron 4%, y el de las importaciones se elevaron 3,5%. En valor esos movimientos determinaron pasar de un rojo de USD 342 millones entre enero y marzo de 2016 a USD 1.088 millones un año después.

LEA MÁS:

Atraso cambiario: la inflación superó a la devaluación desde la salida del cepo

El viejo debate del tipo de cambio depende del cristal con que se mire

El aceitero Miguel Acevedo asumirá a fines de mayo la presidencia de la Unión Industrial Argentina