Revés de la Cámara Federal para los fiscales que no quisieron investigar a Lázaro Báez

0
79

La Sala II de la Cámara Criminal y Correccional Federal confirmó la nulidad de un dictamen del fiscal Pedro Zoni en el que pedía el sobreseimiento de Carlos Gonella y Omar Orsi, imputados por no investigar a Lázaro Báez en una causa por lavado de activos tras una denuncia de Leonardo Fariña y Federico Elaskar.

Esa opinión de Zoni -que pertenece a Justicia Legítima- ya había sido anulada por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi quien procesó a Gonella y Orsi por el delito de prevaricato. Esa decisión fue apelada por Zoni y por la defensa de los imputados, mientras que el Fiscal de Cámara, Germán Moldes, desistió del recurso.

Así es como el expediente llega a la Cámara Federal, que confirmó la nulidad decretada por el juez De Giorgi por considerar que el dictamen de Pedro Zoni no estaba suficientemente fundado. En el fallo los camaristas cuestionan que el pedido del fiscal de Justicia Legítima para que no sean investigados Gonella y Orsi “carece de sustento porque se respalda en una selección parcial de pruebas”.

Omar Orsi

Según el fallo, Zoni sólo tuvo en cuenta las últimas medidas probatorias producidas en la causa -pedidas expresamente por la defensa- y evitó cotejarlas con el resto de las pruebas que habían servido para justificar el procesamiento de Gonella y Orsi. En su presentación, Zoni había calificado como “desincriminantes” las últimas pruebas que hay en la causa, algo esperable ya que las habían solicitado los defensores de los imputados.

Los camaristas señalaron además que el pedido de Zoni no guarda correlato con la actividad procesal que se había desplegado por el Ministerio Público Fiscal. En ese sentido, destacaron que uno de los fiscales impulsó la investigación y acompañó el dictado de los procesamientos como así también su confirmación por parte de la Cámara.

El fiscal Zoni había intentado inhibirse en esta causa alegando que había compartido funciones con los imputados en el momento en el que se desarrollaron los hechos investigados. Luego de ese intento fallido de excusarse, Zoni tuvo que aclarar que una de las líneas telefónicas que estaban siendo investigadas le pertenecía y no sólo esto, sino que a través de ella había mantenido varias comunicaciones con el imputado Gonella.

En un duro fallo, los miembros de la Sala II de la Cámara Federal Eduardo Farah y Martín Irurzún calificaron además de arbitrario el dictamen en el que Zoni pidió que Gonella y Orsi sean sobreseídos.

Juan Pedro Zoni concursó para ocupar el cargo de fiscal ante el Juzgado Federal de Santiago del Estero. Sin embargo, Gils Carbó lo puso “a dedo” en la Fiscalía Federal Nro. 8 con sede en la Capital Federal, lo que le permitió pedir que no investiguen a Orsi y Gonella sospechados de tratar de favorecer a Lázaro Báez en la causa por lavado de dinero por la que está detenido.