Quién fue Guillermo Haro, el “sacerdote del telescopio” mexicano que Google celebra con un doodle

0
16

(Google)

Guillermo Haro, el astrónomo mexicano que fue el primero en descubrir las nebulosas y las estrellas fulgurantes, fue celebrado este miércoles con un doodle de Google para el aniversario 105 de su nacimiento.

El doodle es una representación de uno de sus descubrimientos más famosos: “las Tres Hermanas” o “las Tres Marías”, que aparecen junto al rostro del astrónomo.

Si estás mirando las estrellas esta noche, busca tres estrellas, alineadas muy cerca. Estas son conocidas como las ‘Tres Hermanas’, y son parte de la constelación de Orión, representando el cinturón de Orión. Pertenecen a una región astral que hizo pivotar al astrónomo mexicano Guillermo Haro a la fama”, dijo Google en su blog.

Pero ese no fue su único hallazgo. Desde su puesto en el observatorio de Tonantzintla, en Puebla, Haro observó los chorros de gases expulsados por las estrellas recién nacidas y que forman las nebulosas en el espacio. Esas formaciones son conocidas hoy como objetos de Herbig-Haro.

Las nubes verdes alrededor de las estrellas son un ejemplo de los objetos de Herbig-Haro (NASA)

También descubrió estrellas fulgurantes —estrellas azules y rojas que nacen de forma repentina en la región de la constelación de Orión y la cometa Haro-Chavira.  En 1956 descubrió galaxias azules que también fueron bautizadas con su nombre.

Sus observaciones lo hicieron célebre en todo el mundo, siendo el primer mexicano elegido para la Royal Astronomical Society, en 1959.

(Elena Poniatowska)

No obstante, Haro no siempre había querido ser un astrónomo. Nacido en Ciudad de México en 1913 se graduó en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en filosofía y tenía intención de seguir la carrera de derecho. Sin embargo, su pasión y la amistad con el astrónomo Luis Enrique Erro lo llevaron a ser contratado en 1943 por el Observatorio Astrofísico de Tonantzintla.

Ventana sideral

A post shared by Tania Candiani (@tcandiani) on Jul 5, 2015 at 3:51pm PDT

Posteriormente continuó sus estudios en Estados Unidos, donde logró trabajar con el personal del observatorio de Harvard, antes de regresar a México. Allí fue el principal encargado de la cámara Schmidt, con la cual se capta un amplio campo visual, y que fue comprada por el gobierno especialmente para Tonantzintla.

En México Haro trabajó incansablemente para el desarrollo de la ciencia en el país. Fue uno de los fundadores de la Academia Mexicana de Ciencias (y primer presidente de la entidad en 1960) y estableció el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) para apoyar a los estudiantes de ciencias en sus carreras profesionales.

Su esposa, la célebre escritora Elena Poniatowska, contó que Haro detestaba las historias de extraterrestres y OVNIS. “Se enojó conmigo cuando sentí afinidad y empatía con E.T.”, contó en una entrevista de 2014. Por otro lado, dijo que tenía un gran sentido de la ironía y que era muy serio sobre su trabajo. Sobre su marido Poniatowska también escribió una celebrada biografía, titulada El universo o nada.

En 1986, Haro recibió la Medalla Lomonosov de la Academia de las Ciencias de la Unión Soviética, considerado el Nobel por la astronomía. Murió dos años después, el 26 de abril de 1988. México le dedicó una calle en la capital y un observatorio en el estado de Sonora, bautizado con su nombre.

Por la gracia con la que manejaba la astronomía el escritor mexicano Alfonso Reyes lo definió “el sacerdote del telescopio”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Comenzó el equinoccio de otoño y Google lo festeja con un nuevo doodle