Los 9 mejores monasterios convertidos en hoteles

0
117

La industria hotelera, vuelve a sorprender con nuevas ideas que responden a la necesidad de vivir una experiencia única como dormir en un hotel en donde antes funcionaba un monasterio, aprovechando sus nuevos beneficios y modernidad.

Kruisheren hotel- Maastricht, Países Bajos

Este increíble alojamiento es un monasterio que se encuentra en el centro de la ciudad de Maastrich, con un diseño arquitectónico que reúne lo gótico en el exterior y la modernidad en el interior.

Posee 60 habitaciones que funcionan perfectamente como departamentos, además de diferentes áreas comunes como un restaurante, bar, biblioteca, una vinoteca y una boutique.

Otra de sus características es que posee un observatorio en donde se le sirven a los huéspedes el desayuno para que tengan la vista privilegiada de la ciudad y a los jardines del monasterio. Los vidrios son originales del siglo XV.

La vieja iglesia de Urquhart- Elgin, Escocia 

Esta pequeña vieja iglesia esconde un hotel de cuatro estrellas, que incluye pensión completa junto con las comodidades que hacen a este pequeño lugar tan innovador.

Posee cancha de tenis, de cricket, un spa, una piscina y además un restaurante que contribuye a las cuatro estrellas que tiene este hotel. Si bien no se hicieron tantas modificaciones desde su construcción, se le agregó dos pisos para agregar más habitaciones al lugar.

L’Iglesia Hotel- El Jadida, Marruecos

Ubicado en el corazón de la ciudad de El Jadida en Marruecos, es una iglesia española del siglo 19 que fue donada para convertirla en un hotel boutique.

Los huéspedes pueden disfrutar de las vistas del impresionante océano, mientras desayunan en la mesa o pueden optar por almorzar en el salón oficial del consulado de Estados Unidos, que se encuentra en un anexo del alojamiento.

Posee 14 habitaciones en total, cada una decorada de forma distinta con objetos de distintas tiendas de decoración de Marruecos, y en cada área en común todos los detalles muestran la cultura del lugar junto con las innovaciones.

Hotel Sozo-Nantes, Francia

En la ciudad de Nantes, con un estilo moderno y a su vez hogareño, esta capilla del siglo 19, ofrece un alojamiento único en su especie.

Posee 24 cuartos en los que no se modificó ninguna estructura, es decir, posee los mismos vidrios y los techos arqueados originales. Además cuenta con un spa, sauna, un cuarto de hielo como una de las novedades y en el área del lobby; también está la posibilidad para los amantes de la música tocar instrumentos como piano o guitarra.

Capilla en la sierra- Middleton, Condado de Durham

Esta pequeña capilla, solía ser una iglesia metodista, ubicada a las afueras de Middleton, es una combinación ideal de paisajes y comodidad para escapar un poco de la locura de la ciudad.

Posee cuatro habitaciones, una cocina totalmente equipada, un área en común y tres baños. Si bien está a unos kilómetros de la ciudad más cercana, los cafés, la oficina del correo y los bares están a 20 minutos en auto.

Stanbrook Abbey Hotel, Worcester, Inglaterra

Esta inmensa capilla en Inglaterra, se construyó en el siglo 16 y funcionaba originalmente como un monasterio. Hoy es un alojamiento que posee 55 dormitorios y varias comodidades.

Mantuvo su estructura original, su arquitectura y terminaciones góticas, junto con el ladrillo a la vista. Posee un restaurante llamado “La hermana Charlotte”, en donde se ofrece desayuno, almuerzo, té por la tarde y cena. Además posee extensos jardines para que los huéspedes exploren la naturaleza del lugar, junto con las actividades que ofrece al aire libre.

San Clemente Palace-Kempinsk, Venecia 

El monasterio hotel, se ubica en Kempinski y fue construido en el siglo 12, se ubica en una isla privada de San Clemente, a diez minutos de la Plaza de San Marco en bote.

Este increíble complejo tiene 190 habitaciones y suites, siete departamentos y una capilla privada. Además posee ciertas comodidades como una piscina, un área de golf, una cancha de tenis y un spa.

Monasterio Santa Rosa, Costa Amalfitana

El monasterio Santa Rosa, es un hotel que precede del siglo 17, en la hermosa costa Amalfitana. Sus diseñadores convirtieron los antiguos cuartos de las monjas, en 20 cuartos decorados, respetando el lugar y su historia

Además posee una piscina infinita, que une la hermosa vista de la costa, también un spa y su propio servicio de restaurante.

Fontevraud L’Hôtel, Francia

Este increíble alojamiento, es conocido por ser la bahía más larga de toda Europa, situado en el valle de Loire, sirvió también como una de las prisiones de máxima seguridad a principios del siglo 19 bajo las ordenes de Napoleón Bonaparte.

Hoy funciona como un hotel con 54 cuartos dentro de un edificio histórico, en dónde funcionaba un monasterio. Además tiene uno de los mejores restaurantes calificados por los viajeros y un espacio dedicado a las exhibiciones de arte.

LEA MÁS:

Dormir bajo las estrellas: el original hotel al aire libre

Cuevas, la nueva extravagancia del mundo de la hotelería

“Posthels”, los hospedajes elegidos por los Millennials a la hora de viajar

Atenas en 24 horas: tips para un viaje único por la cuna de la civilización

7 famosos destinos turísticos que podrían desaparecer