Los 10 goles más gritados de la Selección en Mundiales

0
12

Para el hincha futbolero no hay nada más lindo que gritar los goles de su selección en un Mundial, ni hablar si se trata de una instancia de eliminación directa o la mismísima final.

Jorge Burruchaga fue el autor del gol más importante para la Selección Argentina en la historia de los mundiales y seguramente el más gritado, aquel que le convirtió a Alemania en la final de la Copa del Mundo que se jugó en México en 1986.

Restaban seis minutos para que finalicen los noventa reglamentarios y los dirigidos por Carlos Bilardo igualaban 2-2 con el equipo de Franz Beckenbauer. Maradona toca de cabeza con Giusti, Giusti le devuelve de cabeza a Maradona y Diego le da un pase magistral al Burru, quien fue decidido a marcar el gol de la victoria y el título.

El último gol que marcó Diego Maradona en una Copa del Mundo tendrá para siempre su lugar en el archivo. Fue en el triunfo de Argentina 4-0 frente a Grecia, en el Mundial de Estados Unidos 1994. El 21 de junio ‘El Diez’ hizo un fantástico gol tras una serie de combinaciones que él culminó con un remate que entró por el ángulo superior derecho.

Brasil 2014 fue un Mundial especial para todos los argentinos y para muchos periodistas fue difícil dejar la pasión de lado para realizar transmisiones lo más objetivas posibles. Un torneo de mucho sufrimiento en el que se llegó a la final tras ganar por penales. Un torneo en el que Angel Di Maria fue el héroe de los octavos de final ante Suiza. La emoción del relator eriza la piel, para volver a ilusionarse.

El camino de la Selección del Narigón Bilardo hacia el séptimo partido en Italia ’90 no fue nada fácil. La mala primera ronda determinó que la Albiceleste chocara con Brasil, uno de los cucos de aquel campeonato. Otra vez un pase de Maradona fue determinante y la frialdad de Claudio Caniggia para definir terminó en un grito ensordecedor de gol ante el clásico rival.

Con Maradona como director técnico, la Selección que compitió en el Mundial Sudáfrica 2010, donde sufrió para sellar el pase a octavos frente a Grecia.

Ese día, Martín Palermo se convirtió en el jugador más veterano en convertir para la Albiceleste en una Copa del Mundo y escribió un capítulo más de su increíble carrera, marcada por distintos hechos inolvidables. Un jugador que trascendió por sobre los colores de Estudiantes de La Plata y Boca Juniors.

Hay dos goles de Maxi Rodríguez que es difícil no emocionarse al recordarlos. Yendo atrás en el tiempo, el penal decisivo frente a Holanda para clasificar a la final y el bombazo a México en el alargue de los octavos de final del Mundial Alemania 2006, ese que llenó de gol las gargantas argentinas.

La Fiera recupera una pelota en defensa, llega a la puerta del área y recibe un pase bombeado, la para de pecho y en el relato de Sebastián Vignolo se escucha la voz de Bilardo: “¡Arco!”. Y boom, zapatazo inatajable.

Argentina disputó muchos tiempos suplementario a lo largo de la historia de los mundiales. De hecho, una de las dos estrellas que posee, la primera, fue producto de final que se definió en el alargue.

En el Monumental de Núñez, Mario Alberto Kempes estampó el 2-1 para la Selección contra Holanda tras una jugada de pura guapeza del Matador. Luego, los dirigidos por César Luis Menotti ganaron 3-1 y se consagraron campeones en suelo propio en 1978.

Luego del tanto a Brasil en los octavos de final, el Pájaro Caniggia volvió a romper las gargantas argentinas con el gol a Italia, anfitriona del torneo organizado por la FIFA en 1990. Una contra bárbara del equipo terminó con un centro del Vasco Olarticoechea a la cabeza de Caniggia, quien convirtió ante la marca de defensor azzurro.

En el Mundial disputado en Francia, en 1998, Argentina se encontró con Inglaterra en los octavos de final. Un partidazo que tuvo cuatro goles en el primer tiempo.

La Selección de Passarella comenzó en ventaja, los ingleses lo dieron vuelta y en el final de esa etapa Batistuta amagó a patear un tiro libre que terminó con un pase de Juan Sebastián Verón al Pupi Zanetti, quien venció al arquero David Seaman con un zurdazo impecable.

No podía quedar afuera la maravilla de Diego Maradona frente a Inglaterra, en cuartos de final de la Copa del Mundo disputada en México en 1986. Una obra de arte que se gritó días y días acompañada del memorable relato de Víctor Hugo Morales.

Dejar respuesta