Le diagnosticaron cáncer y dejó a su esposo e hijos para recorrer el mundo en sus últimos días

0
336

Cuando la profesora de arte de 58 años descubrió que sufría de una enfermedad terminal no dudó en dejarlo todo (BBC)

Annabel Nnochiri había sobrevivido a un cáncer de mama en 2010 y había sufrido la pérdida de sus padres en un accidente de autos, por lo que cuando en 2012 los médicos le dijeron que el tumor había vuelto, esta vez en sus huesos, ella ya había tenido suficiente.

La británica de 56 años dejó a su esposo, con quien había estado casada 28 años, y a sus dos hijos adolescentes para disfrutar “en libertad” el poco tiempo que creía que le quedaba, consignó la BBC en un documental sobre sobrevivientes del cáncer.

Nnochiri no quería ser “sólo un ama de casa” que cocinara la cena para sus familia todas las noches, así que comenzó clases de salsa, se dedicó a viajar y relanzó su vida sentimental.

Nnochiri se dedicó a viajar y a vivir “en libertad” (Annabel Nnochiri/Facebook)

“Hice una lista de todo lo que quería hacer y lo primera era dejar a mi esposo. Yo tenía una buena vida pero me sentía completamente atrapada y quería liberarme“, explicó al Daily Mirror

“Creía que tenía cuando mucho dos años y medio de vida y no quería quedarme en la casa, quería ser libre”, agregó.

Afortunadamente, ya pasaron cinco años y Nnochiri sigue luchando contra la enfermedad mientras vive un “muy feliz” vida nueva.

Antes de emprender sus aventuras consultó con sus dos hijos adolescentes, quienes la apoyaron (Annabel Nnochiri/Facebook)

Pero antes de lanzarse al cambio de vida, la profesora de arte consultó con sus hijos de 19 y 16 años. “Los dos estuvieron de acuerdo en que yo sería más feliz si me iba hacía lo mío. Si no lo hubieran aceptado no lo hubiera hecho”, contó.

Su esposo, en cambio, creyó que se trataba de una fase y que ella volvería.

Entonces Nnochiri, que vive en el norte de Londres, pasó seis meses planeando su liberación, durante los cuales compró un departamento con el dinero de su herencia que le serviría de base para sus viajes por el mundo.

Nnochiri puso fin a su matrimonio de 28 años cuando le diagnosticaron un cáncer de cadera en 2012 (Annabel Nnochiri /Facebook)

Su historia había comenzado en 2010, cuando superó un largo cáncer de mama. Dos años después de ese proceso quedó devastada tras la muerte sus padres en un accidente de tránsito.

Pero sus desgracias no terminarían ahí. En marzo de ese año comenzó a sentir un dolor muy fuerte en una de sus piernas. Tenía un tumor en la cadera que avanzaba rápidamente y le dieron dos años y medio de vida.

“El cáncer de mama había hecho metástasis a mis huesos”, explicó.

Nnochiri ya estaba considerado terminar su matrimonio, pero el diagnóstico aceleró el proceso.

Nnochiri ya superó el tiempo que le indicaron los médicos y espera poder vivir algunos años más (Annabel Nnochiri/Facebook)

Ahora ella cree que la enfermedad cambió su personalidad. “Yo era muy ansiosa, estaba preocupada por lo que los demás pensaran de mí”, explicó.

“Si no hubiera sido por el cáncer hubiera sido una persona aburrida. Pero me he convertido en una mujer mucho más valiente y atrevida“, agregó.

“Podría vivir algunos años más, todavía quiero vivir, por mi hijos, para ver a mis nietos. No me gusta ser considerada como una sobreviviente del cáncer”, concluyó.

LEA MÁS:

Una tumba y 8 mil guerreros de terracota: la razón por la que nadie se atreve a interrumpir el descanso del emperador

La historia de un niño encerrado durante gran parte de su vida por sus padres conmueve a Israel