La tormenta Max causó dos muertes en Chiapas y graves daños en Guerrero

0
88

Chiapas (EFE)

El huracán Max causó fuertes daños en el estado de Guerrero, sur de México, como derrumbes y desbordes de ríos, mientras la tormenta tropical Norma se acerca al centro veraniego de Los Cabos, al norte, castigado a fin de agosto por la tormenta Lidia, explicó la agencia de noticias ANSA.

Así como se formó, en cuestión de horas, Max pasó rápido a tormenta, luego a depresión y ahora sólo quedan remanentes pero el suelo en colinas y laderas de Guerrero está cada vez más reblandecido. Esto torna propicia la aparición de avalanchas, mientras el cauce de ríos y corrientes crece, el nivel de las presas aumenta y las lluvias no cesan.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que las lluvias no dejarán de caer en Guerrero, Michoacán, pero sobre todo Oaxaca y Chiapas, castigados por el terremoto de la semana pasada de 8,2 grados en la escala de Richter, que causó casi un centenar de muertos y más de 2 millones de damnificados.

Los vientos mayores a 60 kilómetros por hora y las olas de dos metros de altura mantienen la zozobra en las comunidades más apartadas y vulnerables de las zonas montañosas.

En Chiapas dos personas murieron sepultadas por un alud debido a las lluvias generadas por Max, pero los mayores daños ocurrieron en Guerrero, donde está el puerto turístico de Acapulco, cerca del cual arribó el jueves el huracán y donde hay una persona desaparecida y 439 viviendas inundadas.

Además, cayeron árboles, arrasaron con las techumbres de negocios a la orilla de la playa y bloquearon el flujo de vehículos en la ruta Ometepec-Acapulco por el desbordamiento del río Marquelia.

Guerrero (EFE)

En Coyuca de Benítez, en la región conocida como la Costa Chica, hay 207 viviendas inundadas, 99 en Atoyac de Alvarez y 107 en Ometepec.

Los ríos que se salieron de su cauce fueron Quetzala, Nexpa, Terrero y Petatlán ubicados en varias localidades cercanas a la zona donde golpeó con furia el huracán. Hay asimismo cortes de energía eléctrica en áreas turísticas como la popular Zona Diamante y en zonas populares como Marquelia, Copala y Cuatepec.

Hasta ahora hay 190 personas en los refugios temporales, mientras el gobernador Héctor Astudillo informó que se teme que siga habiendo aludes o inundaciones en áreas como la Costa Chica, donde “podría registrarse una situación delicada”. La Laguna de Tres Palos, en Barra Vieja, una popular playa de Acapulco, subió de nivel en forma preocupante por lo que el gobierno comenzó a desfogarla hacia el mar.

Guerrero (EFE)

Ante la posibilidad de que siga lloviendo en abundancia, la secretaría de Protección Civil de Guerrero mantenía el “alerta roja” en las zonas de la Costa Chica, la Costa Grande y la Montaña, donde se mantiene la suspensión de actividades escolares, que se prevé se reanuden hasta el lunes.

En tanto, a dos semanas de que Lidia irrumpiera en las costas del estado norteño de Baja California Sur, provocando la muerte de siete personas, la tormenta tropical Norma se acerca cada vez más al popular centro balneario de Los Cabos y se teme que llegue a ese sitio el próximo domingo.

Las autoridades de Protección Civil del estado de Sonora, dividido de la Península de Baja California por el Mar de Cortés, emitieron también un alerta azul para 10 municipios del sur del estado, porque se teme que -después de pasar por la Península- Norma toque territorio continental por esa región.

Guerrero (EFE)

El alerta azul prevé activar procedimientos internos de comunicaciones y mantener alto nivel de atención a información oficial, pero el siguiente paso podría ser la alerta amarilla y luego la roja.

En Baja California Sur, las autoridades aconsejaron a las personas que viven en zonas bajas o en los márgenes de arroyos, trasladarse a un albergue o refugio temporal en cuanto arrecien las tormentas.

El presidente Enrique Peña Nieto llamó a los habitantes de diversas zonas del país a mantenerse en alerta por los inusuales fenómenos ciclónicos de esta temporada de huracanes en las costas del Pacífico y el Atlántico, atribuidos al cambio climático global.

Guerrero (EFE)

LEA MÁS:

Sicarios asesinaron a sangre fría a cinco personas en un bar de México