La familia del líder de la rebelión contra Nicolás Maduro denuncia que la dictadura lo torturó y está desaparecido

0
70

Juan Caguaripano, líder del levantamiento contra Nicolás Maduro

El ex capitán Juan Caguaripano Scott se encuentra desaparecido. La denuncia la hizo su esposa, Irene de Caguaripano, quien además dijo -en diálogo con el periódico El Nacional– que su marido estaría siendo “brutalmente torturado” por las fuerzas del régimen venezolano.

El líder de la rebelión contra la dictadura de Nicolás Maduro estaba detenido en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en Boletía. Su mujer contó que este domingo, cuando le fue a llevar agua al centro de detención, le informaron que el pasado martes 22 de agosto había sido trasladado al edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

En una entrevista con El Nacional, Irene afirmó: “Tengo toda la semana dirigiéndome al Sebin y allí me dicen que él no está. Me he dirigido varias veces al Dgcim y me dicen que allí no se encuentra“.

Tenemos 19 días sin saber de él. Han ocurrido rumores de que ha sido brutalmente torturado, tiene heridas abiertas y no ha recibido atención médica“, agregó.

Irene de Caguaripano, esposa del militar

La mujer responsabilizó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López; y al presidente, Nicolás Maduro, por la situación de su marido. El militar fue detenido el pasado viernes 11 de agosto en un operativo llevado a cabo por la policía de Sucre, estado Miranda.

El capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quien habría liderado un levantamiento rebelde el domingo 6 de agosto, ya se había pronunciado en contra de Maduro en 2014, cuando una ola de protestas y represión dejó un saldo de más de 40 muertos y cientos de heridos.

Hago un llamado a la reflexión, y lo hago convencido de mi deber como humilde venezolano y como el más sencillo de los guardias nacionales. Un guardia nacional que ama este país y está preocupado por el futuro de nuestro pueblo y de nuestros hijos”, decía en aquel momento.

Como consecuencia de ese mensaje, el régimen dictó órdenes de arresto para Caguaripano, miembro de la brigada antiextorsión y secuestro de la GNB, y otros 30 militares y guardias nacionales a los que acusó de intentar un golpe de estado.

Según el fiscal Elías Plecencia, el oficial Caguaripano operaba a las órdenes del capitán retirado de la GNB, Juan Carlos Nieto Quintero, quien fue detenido y denunció que fue torturado por agentes de la Dirección de Contrainteligencia Militar.

Desde aquel momento, el capitán se encontró en la clandestinidad, de la que salió este 6 de agosto para declararse en “rebeldía“, asaltar el Fuerte Paramacay y divulgar otro video en contra del régimen.

“Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca, con el bravo pueblo de Venezuela, para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado”, dijo Caguaripano en su mensaje del domingo 6 de agosto.

Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares”, agregó.

LEA MÁS:

Quién es Juan Caguaripano, líder de los militares que llamaron a rebelarse contra la dictadura de Nicolás Maduro

El régimen chavista desplegó tropas y activó planes de defensa tras el levantamiento en un fuerte militar