La Bomba Tucumana: “Mi papá era un policía asesino que quiso matar a mi mamá con su arma reglamentaria”

0
59

Esto no es un escándalo mediático. Este es “un tema muy delicado”, como dice la propia Gladys Jiménez (52), por todos conocida como La Bomba Tucumana, que se hizo público. Y que así como antes le sucedió por su enfrentamiento (quizás incentivado) con Mica Viciconte, coloca a la cantante en la necesidad de aclarar frente a la prensa algo personal, muy íntimo. Se trata de una historia familiar límite, que incluye violencia de género, discusiones y hasta amenazas de muerte.

Todo comenzó cuando Olga, una de las hermanas de Gladys, dio un móvil con Intrusos desde Tucumán para defender “el honor y el apellido” de su padre, Ramón Valentín Jiménez, quien murió 42 años atrás. “Mi papá era golpeador, pero para la época era normal –dijo Olga–. Él era policía. No éramos ricos pero teníamos ropa, zapatos, no éramos pobres y no estábamos descalzos todo el día, como contó Gladys”.

Lamento que mi mamá esté enferma y no pueda salir a romperle la boca de un cachetazo a mi hermana

Y La Bomba le respondió esta mañana. “Yo no miento. Yo sí andaba con el pelo como varón, pelada, empiojada y descalza. Y sí me arrodillaban en el maíz por horas, me golpeaban. Y no cuento otras cosas que mi madre sufrió y que la llevaron hoy a tener demencia senil: en los estudios (clínicos) que le hacíamos le salían muchos derrames en la cabeza por los golpes que sufrió de joven. Si ella (por Olga) no lo recuerda será porque supo olvidar”, retrucó Gladys en el programa Los ángeles de la mañana, de El Trece.

Conmovida, la mamá de Tyago Griffo repudió a su padre. “Puede tener un busto, un monolito o lo que quieran, pero para mí, mi papá era un asesino, no de personas, pero era un policía asesino con su familia, con sus hijas. Se sacaba un cinto que tenía con una hebilla de policía y ¡bum!, nos daba. Y con un látigo. Éramos re pobres. Traía una mujer distinta cada día. Nos tiraba un poco de polenta dura en un plato. Además, era alcóholico y borracho“.

Mi papá no es un héroe. Y mi mamá lo odiaba como lo odio yo

“Hermana Olga y hermano ‘Chichí’ –dijo Gladys, mirando a cámara–, para mí, que es el mismo que ustedes, no es ningún héroe: era un criminal que maltrató a mi madre, que la golpeó hasta más no poder, y a nosotros. ¿Se lo olvidaron? Problema de ustedes. Yo no tengo amnesia. No solo eso: un día quiso matar a mi madre con su arma reglamentaria en el cumpleaños de 15 de Olga, la que dice que es un héroe…”.

En cambio, La Bomba Tucumana destacó a su mamá, Adela Juárez, quien trabajó “pelando caña” y desde hace cinco años está muy enferma, viviendo actualmente en la casa de la cantante. “Ella odiaba a mi papá, como lo odio yo”, aclaró Gladys. “Hasta que yo no vuelva a mi casa del ‘Bailando’ mi mamá tiene barba, bigotes, tiene así las uñas (largas). Y cuando yo vuelvo, con todo el amor del mundo le corto las uñas del pie, se las limo, me pongo a sacarle esos pelitos. No me gusta ver así a mi madre. La llevo a la peluquería como sea, porque no puede caminar, le compro perfumes, champú, ropa para que siga pareciendo un ser humano. Estoy pendiente de mi madre como si fuese una niña“.

¿Yo tengo que trabajar para ayudar a la familia? ¿Por qué? ¿Porque soy la más conocida? Están muy equivocados…

Tras advertir que su hermana Olga “quiere limpiar” el nombre de su padre y que su propia familia la quiere “hundir”, la creadora del éxito La pollera amarilla afirmó: “¿Yo tengo que trabajar para ayudar a la familia? ¿Por qué? ¿Porque soy la más conocida? Están muy equivocados… A la única persona a la que le debo la vida es a mi madre. Y trabajo para al menos poder dejarle una silla a mi hijo cuando yo no esté en este mundo”.

Y concluyó: “Lamento que mi mamá esté enferma y no pueda salir a romperle la boca de un cachetazo a mi hermana”.

LEA MÁS:

Las confesiones sexuales de Gladys La Bomba Tucumana: “Uno por mes está bien”

El novio de Gladys La Bomba Tucumana, muy duro con los periodistas que cubren “ShowMatch”: “Se hacen los amigos y después la liquidan”