Iva Olivari, la sombra de Modric y compañía

0
281

Croacia tiene jefa. Le dicen la Tía, se llama Iva Olivari y es la responsable de la logística e interacción con la FIFA del plantel de Zlatko Zalic.

Una imagen poco habitual: una mujer sentada en un banco de suplentes de un equipo masculino. Así ocurrió en cada partido que Croacia disputó en el Mundial Rusia 2018.

La historia de Olivari, una referencia para la inclusión de las mujeres en un ambiente eminentemente machista, se remonta a principios de la década del 90.

Esta ex tenista profesional, que se dio el lujo de vencer a Steffi Graff en Alemania, comenzó a trabajar en la Federación de Croacia en 1992.

Una de las primeras medidas de Davor Suker, el mítico delantero que  en 2012 asumió la presidencia de la Federación, fue asignarle el puesto de jefa del primer equipo. Iva se ocupa de diagramar la logística de viajes, partidos y de entablar contacto con la FIFA.

En la Eurocopa 2016, que se disputó en Francia, ocupó un lugar en el banco de suplentes por primera vez.  Se ganó ese beneficio por la confianza que genera entre los futbolistas croatas.

“Los chicos son fantásticos. Los quiero un montón y ellos me respetan. Con los más viejos tengo una relación de hermana-hermano porque llevamos largo tiempo juntos, desde que era la Tía Iva para ellos”, dice Olivari.

La Tía también estuvo en el Mundial Brasil 2014, pero a diferencia de Rusia 2018 aquella vez le tocó asistir a los partidos desde la tribuna.

Dejar respuesta