“Hoy estoy dolida”: el posteo viral de una madre que busca terminar con la discriminación

0
82

“Joel quiere a mamá” fue también parte de la iniciativa que impulsó a Stacey a realizar este posteo

Stacey Gagnon es una enfermera de Arizona, Estados Unidos. Junto con su marido, son padres de seis hijos de entre 6 y 16 años de edad. Cuatro de ellos fueron adoptados y poseen distintas discapacidades. La familia, además, está en proceso de adoptar a otro niño más con discapacidad.

Con el título “Hoy estoy dolida”, Stacey quiso explicar el terrible momento que vivió junto con su familia en una iglesia, y la discriminación a su hijo Joel, de 9 años, que nació con una deficiencia craneofacial y le falta una oreja.

Joel nació con una deficiencia craneofacial y le falta una oreja

“Sé que tiene una apariencia distinta al resto, pero hoy estoy dolida”, escribió. “Me quedé de pie en la puerta y observé a todos los niños con la boca abierta y los ojos sorprendidos y despectivos”, agregó.

Gagnon se quedó con su hijo durante la misa y él le escribió en la palma de la mano “Joel quiere a mamá”. La madre contó en Facebook que se le llenaron de lágrimas los ojos y que se puso a pensar en que su hijo merece más que miradas despectivas y señales con el dedo.

Gagnon recalcó en su texto que no se enojo ni pensó que los chicos fueran malos o crueles. Simplemente no habían aprendido como actuar mejor. Por eso esta madre prefiere dirigirse al resto de los padres, a quienes dedica el posteo de Facebook:

Su madre decidió compartir en su red social de Facebook, el mensaje dirigido a los adultos

Enseñen a sus hijos que hay gente que tiene un aspecto diferente. Enséñenles fotos de personas que no son como ellos. Y explíquenles que no está bien quedarse mirando a personas con una apariencia distinta, que no está bien señalar. Enséñenles que mi hijo, en su interior, es igual que ellos. A él le encantan los camiones, y Minecraft, y cavar en la tierra. No le gusta nada el brócoli. Y, sobre todo, no le gusta que la gente le mire o le señale por parecer diferente. No es necesario que nadie se lo señale, es algo con lo que vive cada día.

Muéstrenles fotos de personas con un color de piel diferente, con los ojos diferentes, con capacidad de hablar diferente, con andadores, con sillas de ruedas. Enséñenles fotos de niños sin pelo, sin una oreja, sin un brazo. Tómense un momento y compartan con ellos todo tipo de diferencias. Entonces enseñen a sus hijos que la belleza de una persona se encuentra con el corazón, no con los ojos.

El mensaje de Stacey tuvo una respuesta increíble con más de 17 mil likes y 30 mil personas que compartieron y comentaron la publicación de esta madre preocupada por el futuro de sus hijos.

LEA MÁS:

La población oculta: menos del 3% de los personajes de películas de Hollywood tienen discapacidades

La ejemplar historia del periodista que perdió sus brazos y sueña con publicar su primer libro

El 71% de las empresas argentinas no emplea personas con discapacidad

La increíble iniciativa de Mario, un hombre en sillas de ruedas que busca concientizar a todo México

Repudiable: usuarios de Airbnb rechazan como inquilinos a personas discapacitadas