Hay quien piensa que el trabajo en Argentina no sirve Por Mario Néstor Arano, Socio Gerente de Arano Box Producciones SRL.

0
136

Por Mario Néstor Arano, Socio Gerente de Arano Box Producciones SRL.- H

Han pasado varios días de la gran victoria de Lucas Matthysse sobre el ruso Ruslan Provodnikov, en Verona, y me han sorprendido en verdad todas las muestras de apoyo y adhesión por semejante triunfo, las cuales lejos de merecerlas quien esto escribe, debieran ir para Lucas (obviamente) y, en especial, para un equipo de trabajo, 100 por ciento argentino, que lo dejó todo en pos del éxito.

Una vez terminado el combate (ya candidato a ser el mejor del año, por lejos), y sin que aún se hayan leído las tarjetas, le pregunté en el mismo ring a mi socio y amigo Oscar de la Hoya, que pensaba sobre la pelea y su desarrollo. Con una sonrisa de oreja a oreja y tranquilizándome, Oscar me contestó: “Mario, el trabajo de Lucas ha sido descomunal. Yo fui boxeador y sé lo que se siente aquí arriba. Ante un tipo como el ruso, que es un toro al que le pegas durante minutos enteros y ni se mueve y, encima, sigue viniendo a buscarte, es lógico que te canses. Pero nuestro muchacho lo manejó muy bien”. Y coincido. Lo dice Oscar de la Hoya, campeón olímpico como amateur y campeón mundial 10 veces en seis diferentes pesos. Algo sabe ¿no?

Pero no dejó de lastimarnos el hecho que cierta prensa no solamente no haya visto ganar a Matthysse (lo cual hasta respeto porque hay puntos de vista), sino que también haya despreciado el trabajo de un equipo, al opinar (y alentar) que Lucas se vaya a entrenar a Estados Unidos, como si eso garantizara éxitos y victorias (fue visto que no es así).

Me quiero enfocar en la columna del periodista Daniel Guiñazú, para Página 12, publicada el lunes 20 de abril en el suplemento deportivo del mencionado diario, llamado “Líbero”.

Dice Guiñazú: “acaso haya llegado el momento de que Matthysse abandone la placidez de su preparación en el gimnasio que su manager, Mario Arano, tiene en Junín”.

¿Placidez? Increíble. ¿Cómo sabe el señor Guiñazú que Lucas entrena con “placidez”? Jamás he visto a ese periodista en mi gimnasio de la calle Paso 1173, en Junín. No entiendo como habla de eso sin siquiera conocer a Matthysse, su pensamiento y su trabajo y sin haber pisado el gimnasio ni la concentración de tres meses en la Posada del Sol, de la Laguna de Gómez.

Continúa Guiñazú: “…como hizo Marcos Maidana (Lucas) debe decidirse a trabajar en Estados Unidos rodeado de un equipo más exigente y de mayor nivel profesional que el que lo entrena en la actualidad”.

Por las razones más arriba expuestas, respecto a que JAMÁS vio UN SOLO entrenamiento del “Team Matthysse” ni se metió en la intimidad del vestuario ni en la esquina, ¿Qué autoridad tiene el señor Guiñazú para opinar sobre el “nivel profesional” del equipo? ¿Cómo sabe que Lucas va a rendir más entrenando en Estados Unidos? ¿Recordará Guiñazú que Matthysse concentró dos veces en Estados Unidos por tres meses con el equipo de “Maravilla” Martínez y en esas ocasiones perdió (aunque lo robaron) con Judah y Alexander? ¿Sabe Guiñazú que el “equipo Matthysse” al que objeta le ganó esta pelea al  laureado Freddie Roach, para muchos el mejor técnico del mundo, entrenador de Provodnikov? ¿O creerá este periodista que el ruso es un boxeador de segunda serie?

Extraña que Daniel Guiñazú, comentarista en el ciclo de boxeo de la TV Pública, que alienta el trabajo nacional, exhorte a Lucas Matthysse a abandonar a su equipo argentino y dejar sin trabajo a hombres que, encima, han probado ser exitosos en la conducción del boxeador en cuestión. Todos argentinos. Luis “Cuty” Barrera, el ídolo nacional Juan Martín Coggi, Eduardo “Cirujano” Morales, el profesor Matías Erbín y el doctor Eduardo Leguizamón encabezan el grupo de trabajo, sin contar los numerosos boxeadores que guantean y ayudan en la preparación.

Triste pero real. Aunque nos quedamos con la satisfacción y el honor exitoso del deber cumplido. Y vamos por más.

ARANOBOX.COM

Las felicitaciones de Junín al Minuto en mi nombre,a al Sr.Arano, del que podemos decir que es uno de los impulsores y motores de que el box en Argentino allá alcanzado el nievl que tiene hoy en día, y a Lucas y todo su equipo por llevar tan alto la bandera Argentina.

Simplemente ante las palabras de este periodista Sr.Arano, una conocida frase “ladran Sancho…” a la cual agregaría que en nuestro país hay muchos periodistas de escritorio, que no saben de los sacrificios de deportistas como Lucas y hablan por hablar o para generar polémicas sin sentido. Gracias a todos Ustedes por dejar bien sentado el Boxeo Argentino.

Dejar respuesta