Habría más cambios en la Cancillería y se perfila el nuevo embajador en EEUU

0
108

Pedro Villagra Delgado, a la izquierda, participó la semana pasada de las sesiones extraordinarias de la CIDH en la Argentina. Ahora suena para la embajada argentina en los Estados Unidos

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Cultos es un hervidero de intrigas. El delicado equilibrio que la todavía canciller -hasta el 12 de junio- Susana Malcorra había logrado construir, parece desmoronarse como un castillo de naipes. Se trataba de un esquema débil, pero ordenado bajo el imperio de los cuadros profesionales provenientes del radicalismo, que después de décadas recuperaron protagonismo en las decisiones. La designación del actual embajador en Francia, Jorge Faurie, al frente de “la casa”, conmovió los cimientos y ahora cotizan los peronistas de las ramas menemistas y duhaldistas, marginados durante los años K.

“Cuando los rumores van y vienen lo más probable es que nadie sepa nada”, le dijo a Infobae un amigo de Faurie, tratando de desactivar la usina que da por seguros cambios que todavía no tuvo tiempo material de decidir. De todos modos, algunas cosas parecen seguras. Pedro Villagra Delgado, actual vicecanciller, no continuaría en su puesto, y sería reemplazado por Horacio Reyser Travers, actual secretario de Relaciones Económicas Internacionales, un empresario vinculado a Mauricio Macri que tuvo su primer cargo político como asesor presidencial en materia de inversiones e impulsor de la Agencia de Inversiones.

También cambiaría el jefe de Gabinete del canciller, virtual número tres, que hoy está en manos de Marcos Stancanelli. Sería reemplazado por el embajador Eduardo Andrés Villalba, actual vicepresidente de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), un funcionario que tuvo protagonismo durante la gestión de Guido Di Tella.

El nombre de Villagra Delgado se reitera para ocupar la vacante embajada argentina en Washington, pero un funcionario que ayer estuvo reunido con Faurie apenas dijo que “es probable, pero nadie lo va a dar por seguro porque  (el actual vicecanciller) está de viaje por Brasil y de ahí sale a Singapur. No me parece que se lo designe antes de hablar personalmente con él“.

Jorge Faurie será el nuevo canciller

Lo que sí va quedando más claro es lo que espera el Presidente de la gestión de Faurie. “La casa se transformó en una confederación de roscas que se dedicaron a boicotear la estrategia exterior de Macri“, comentó a Infobae un allegado, “lo que esperamos es que con el conocimiento de los grupos internos que tiene Faurie y su formidable capacidad de trabajo, ponga en caja esas intrigas y logre poner a trabajar a toda la línea, sin importar qué ideología tenga, y les saque tiempo para andar pasilleando”.

En efecto, amigos del designado canciller destacan que tiene un carácter irascible frente a los errores, además de una obsesión por los detalles, y creen que su personalidad facilitará que los más de 800 cuadros profesionales de la Cancillería puedan enfocarse en un trabajo productivo, favorable a los intereses nacionales.

La desconfianza en la capacidad de la actual gestión para conducir a la línea de la Cancillería provocó gran cantidad de cortocircuitos con el equipo presidencial. El secretario de Relaciones Estratégicas, Fulvio Pompeo, no supo qué decirle a Macri cuando le preguntó por qué Argentina había votado contra la existencia del Estado de Israel en la UNESCO ante una moción de Palestina.  Por su lado, Malcorra se enteró que Macri hacía una escala en Emiratos Arabes a horas de que el Presidente aterrice en Dubai. Son solo dos ejemplos de un vínculo de respeto mutuo personal, pero profesionalmente deteriorado.