Habló el principal acusado del choque que dejó a Macarena en estado vegetativo

0
158

Santiago Silvoso, de 37 años, es corredor de autos de carrera.

Ya van dos años en que Macarena Mendizabal, de 23 años, quedó en estado vegetativo por un accidente de tránsito. Ocurrió el 5 de abril de 2015, cuando salía de un boliche de la Costanera porteña. Ella estaba en el lugar del acompañante del conductor, en un Volkswagen Gol blanco, cuando fue embestido por un Honda Civic SI. El protagonista de ese golpe fue el corredor de autos y empresario Santiago Silvoso, de 37 años.

Aunque la familia asegura que nunca tuvo reales intenciones de acercarse a la víctima (hubo intentos que lo atribuyen a una estrategia judicial), Silvoso habló por primera vez del siniestro y ratificó su inocencia en el hecho. Además, rechazó las acusaciones de haber tomado alcohol o cruzar el semáforo en rojo en el cruce de las calles Pampa y Obligado, según denunciaron testigos de la causa.

“Iba solo en el auto. Llegando al semáforo de Pampa, yo veo que está en verde y sigo. De repente, a mí se me abre el airbag. Yo había visto que había un auto que estaba ahí que quería cruzar, que no quería cruzar, estaba haciendo una maniobra media… realmente medio extraña, pero nunca me imaginé que iba a mandarse. Mi semáforo estaba en verde, o sea, no tengo ni la más mínima duda de que mi semáforo estaba en verde”, explicó.

“Soy una persona muy muy precavida para manejar… me han parado un montón de veces por alcoholemia y nunca me dio positiva. Hay un montón de gente que sale, que los paran, que les sacan el auto, a mí nunca me hicieron una multa por alcoholemia. Soy una persona que hasta hacía un año atrás del accidente corría, o sea, tengo noción de lo que es estar al volante. No hace dos años que manejo, hace mucho más que eso”, añadió.

El corredor fue convocado por primera vez a declaración indagatoria el 1 de junio pasado. En la citación, presentó no declaró pero presentó un escrito. Seis días después la fiscalía a cargo de José María Campagnoli (antes intervenía la fiscal Claudia Katok) solicitó al juez penal Omar Fente el procesamiento del acusado bajo la acusación de “dolo eventual” y pidió su prisión preventiva.

“Obró con total indiferencia”, afirmó Campagnoli. “Habiendo contemplado la posibilidad de que produjera un fatal desenlace obró con total indiferencia y causó el gravísimo hecho que aquí se ventila”, explicó.

Entre el material probatorio contra el conductor, figura un test de alcoholemia que le hizo la policía a Silvoso y que le dio positivo con 1.46 de alcohol en sangre, el triple de lo permitido. Además, Campagnoli dio por cierto que infringió los límites de velocidad durante la madrugada que impactó contra el auto de Macarena. Antes se había dictado el sobreseimiento a Ramiro Sala Giménez, el conductor que manejaba el coche de la víctima y salió ileso del accidente.

Macarena Mendizabal tenía 21 años cuando se produjo el accidente.

LEA MÁS

Las fotos del accidente que dejó a Macarena en estado vegetativo

Para el acusado, los testigos tienen “un vínculo” con Macarena y “es muy extraño lo que dicen”. “Yo salía a 100 metros del accidente, hay un semáforo que tiene registro de cámara por semáforo en rojo, hay un registro de velocidad donde te sacan foto. Hay una chica que decía que yo venía desde hace cinco semáforos haciendo zig zag esquivando autos, yo salí a 100 metros de ahí. Es imposible”, afirmó.

Silvoso asegura que el día del accidente cenó en la casa de un amigo a las 11 de la noche. De ahí, fue al boliche Tequila a saludar a un amigo que “se iba de viaje por un año y medio por el mundo”. Luego se dirige y entra a la discoteca JET. Cuando intenta regresar a su casa, se produce el accidente. Durante toda la noche tomaun solo vaso de fernet”, insiste. Y rechaza el test de alcoholemia que le hizo la policía la noche del siniestro.

“Mirá, el test de alcoholemia a mi me lo hicieron apenas vomité, yo había vomitado en la comisaría producto de mi lesión. En el momento en que vomito me dicen que como vomité seguramente había tomado alcohol y ahí me hicieron el test. Estaba mi padre adelante mío”, contó.

“Me hicieron el test -continuó- y me dio 1.46 y le digo “oficial disculpeme pero acabo de vomitar”. ‘No, no acá no hay ningún lugar para poder anotar eso, esto es un papelito que imprime el aparato nada más’, me dijo. Entonces le dije que acababa de vomitar y que no me sentía bien. ‘Mireme como estoy, me estoy retorciendo del dolor’, le dije. ¡No es real ese valor!”, completó.

LEA MÁS

La historia de Macarena, la chica que quedó en estado vegetativo tras ser chocada por un piloto de carreras

“Cómo me arrepiento de no haberte gritado te quiero desde el otro auto”: la carta de Julieta, la chica que estaba con Macarena la noche del accidente 

A raíz del choque, el corredor de carreras estuvo un mes internado y le practicaron una colostomía durante cuatro meses. “Estuve con materia fecal que me fue pasando al abdomen después de casi 15 horas que me operaron. Yo estuve internado, estuve muy muy delicado”, aseguró. Silvoso indicó que durante ese momento de internación y de curaciones quiso acercarse a los familiares de Macarena Mendizabal.

“Cuando estaba internado me enteré de que me empezaron a hacer una campaña de difamación que decía que había sido yo el que había pasado en rojo, el que estaba borracho, el que venía a alta velocidad, cosa que no era, eso que estaban diciendo. Estando internado se acercó mi abogado a la familia y, el padre, José Luis (Mendizabal), dijo que no quería tener contacto conmigo. Yo respeté esa decisión de él de que no quería tomar contacto conmigo. Sin embargo, le dije a Vanina Fontanazza (tía de Macarena) que quería acercarme, ella nunca me respondió, se lo mandé por mensaje de Facebook, donde ella me recriminaba un montón de cosas. Intercambié un par de mensajes con Luciano Iturbide (amigo de Macarena), donde le dije también que me quería acercar a la familia y nunca más tuve respuesta y yo tengo todos esos mensajes que mandé. Ahí había pasado un mes del accidente”, afirmó en una entrevista publicada hoy por el matutino porteño La Nación.

En este contexto es que Silvoso decidió, un año y medio después, publicar una carta en su cuenta de Facebook dirigida a la familia Mendizabal. Desmiente que sea una estrategia judicial de sus nuevos abogados.

“Ahí no tienen nada que ver los abogados, ni mi familia, ni nadie. Eso es algo que le escribí yo de mi corazón de lo que realmente siento y de lo que realmente pasó”, afirmó. El texto menciona algunos de sus proyectos relacionados con la seguridad vial que tiene en mente, entre ellos una ley para que sea obligatoria la utilización de cámaras en los vehículos y la creación de una página que se llama Cinturones de seguridad, en la que difunde “la importancia del uso”.

“A mí me ha movido muchísimo todo este tema. La verdad que no solo a nivel personal sino que hacerle tomar conciencia a todo mi entorno”, destacó.

Silvoso reconoció no estar enterado del pedido de procesamiento y prisión preventiva dictado por el fiscal José María Campagnoli. En ese momento, cuando se le comenta la novedad, el acusado se quebró: “La verdad que (me genera) una angustia tremenda… una angustia tremenda. Espero que se esclarezca todo esto porque no es así, no es lo que pasó”.

Consultado sobre lo que siente de que Macarena Mendizábal esté en estado vegetativo, el corredor expresó: “Es algo que voy a llevar de por vida, me acuerdo todos los días de Macarena. Me levanto y me acuesto todos los santos días con este tema. Eh… la verdad que tengo un dolor tremendo, por todo lo que pasó y una bronca terrible porque si tan solo hubiera tenido el cinturón de seguridad Macarena no estaría viviendo esto. Ninguno de nosotros. Absolutamente nadie”.