Estados Unidos y Corea del Sur ensayaron ataques con fuego real cerca de los dominios de Kim Jong-un

0
134

Tres cazas F-15K surcoreanos, en el fondo, y cuatro F-35B furtivos de la fuerza aérea de Estados Unidos (AFP)

Las fuerzas aéreas de Estados Unidos y Corea del Sur realizaron este jueves un ejercicio de bombardeo con fuego real como reacción directa al lanzamiento esta semana por parte de Corea del Norte de un misil que sobrevoló Japón, y en coincidencia con el fin de las maniobras militares Ulchi- Freedom Guardian.

Washington desplegó sus bombarderos supersónicos B-1B Lancer, con capacidad de llevar armas nucleares, y sus cazas furtivos de última generación F-35B, mientras que Corea del Sur voló sus F-15K, que ya habían realizado un ejercicio similar el día anterior.

Los bombarderos nucleares B1-B Lancer volaron desde Guam para participar del ejercicio. En los últimos meses sus vuelos sobre la península coreana  aumentaron las tensiones (AFP)

Los Lancer volaron desde Guam, mientras que los F-35 operaron desde Iwakuni, en Japón, donde la fuerza aérea estadounidense mantiene una importante base.

En lo que fue visto como una muestra de fuerza tras el último lanzamiento de misiles balísticos de Pyongyang, las aeronaves lanzaron sus bombas sobre objetivos en el área de práctica de Pilseung, en la provincia de Gangwon y a 150 kilómetros de la frontera con Corea del Norte.

Efectos de un bombardeo de precisión sobre un blanco de práctica en la provincia de Gangwon, a 150 kilómetros de la frontera con Corea del Norte (AFP)

“Las fuerzas aéreas de Corea del Sur y los Estados Unidos realizaron ejercicios de ataque con el objetivo de contrarrestar los repetidos lanzamientos de misiles por parte de Corea del Norte y su desarrollo de armas nucleares“, indicó un comunicado de Séul.

Dos F-15K de la aviación surcoreana lanzando sus bombas (AFP)

Estos vuelos son habituales cada vez que aumentan las hostilidades en la Península de Corea, que técnicamente sigue en un estado de enfrentamiento bélico desde 1953, cuando la Guerra de Corea terminó con un armisticio y no con un tratado de paz.

El caza furtivo F-35B es una de las aeronaves más avanzadas del arsenal estadounidense y del mundo. Participaron del ejercicio desde sus bases en Japón (AFP)

En este caso se realizaron independientemente de los ejercicios Ulchi-Freedom Guardian, que involucraron a 50.000 soldados surcoreanos y 17.500 estadounidenses, pero en coincidencia con su finalización este jueves.

Cazas de ambos países vuelan en formación sobre la península coreana (AFP)

Las maniobras, las más grandes de su tipo en el mundo, se realizan anualmente y este año llegaron en medio de una escalada de tensiones sin precedentes en la península coreana tras una seguidilla de pruebas balísticas del régimen de Kim Jong-un.

Según las autoridades de Seúl, el ejercicio se realizó como respuesta al lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte (AFP)

La última situación ocurrió el martes cuando Corea del Norte lanzó un misil balístico de media distancia diseñado para cargar una cabeza nuclear que sobrevoló el norte de Japón. Pyongyang lo calificó más tarde de “preludio significativo” para llegar al territorio estadounidense de Guam, en el Pacífico.

Con información de AP, EFE y AFP

LEA MÁS:

Corea del Norte ya tiene mini-cabezas nucleares para sus misiles de larga distancia

Así fue la prueba del misil balístico con el que Corea del Sur prepara un “ataque preventivo” si escala el conflicto con Corea del Norte

Corea del Sur y Estados Unidos demuestran su fuerza frente a Pyongyang con un ensayo de bombardeo aéreo conjunto