El escudo de misiles de Irán alcanzó su fase final de pruebas y estará operativo el próximo año

0
86

Una imagen de archivo muestra al presidente Rouhani inspeccionando el radar utilizado para lanzar los misiles Bavar 373 (Tasnim)

El flamante ministro de Defensa de Irán, el brigadier general Ami Hatami, aseguró este martes que el sistema de defensa misilística de largo alcance Bavar 373 entró en la “última etapa” de pruebas y estará operativo “en el futuro próximo”.

Hatami, recientemente ratificado por el Parlamento iraní luego de que el presidente reelecto Hassan Rouhani lo designará al frente de la influyente cartera, aseguró que el sistema de armas es “de última generación” y estará completo en un “futuro próximo”, según reportó la agencia semi oficial Tasnim.

Se trata de un escudo de misiles, basado en radares, centros de control y lanzadores, diseñado localmente en base al S-300 ruso, que Irán intentó importar hasta que en 2010 Moscú congeló las ventas luego de que las Naciones Unidas impusieran nuevas sanciones debido a su programa nuclear.

El Bavar 373 está basado en el S-300 ruso y es capaz de derribar aviones de combate, drones y misiles balísticos y de crucero (Tasnim)

Desde entonces muchas de estas sanciones fueron levantadas en el marco del acuerdo nuclear entre Teherán y las principales potencias, por lo que las ventas se han reanudado.

El mes pasado el comandante de la base de defensa aérea Khatam al Anbia, brigadier general Farzad Esmaili, había dicho que el Bavar 373, presentado en 2016, se agregará al sistema integrado de defensa aérea el año próximo.

La iniciativa sigue una tendencia de la última década en la que el régimen persa ha buscado sustituir las importaciones militares bloqueadas por las sanciones con el desarrollo de versiones locales de diferentes armas.

Rouhani y el ex ministro de defensa Hosein Dehghan, recientemente reemplazado, durante una inspeción (Tasnim)

El Bavar 373, al igual que el S-300, está diseñado para derribar aviones de combate, misiles balísticos y de crucero, y drones, entre otros objetivos que puede atacar a la vez, según reporta la agencia AFP.

Si bien las especificaciones del sistema iraní se desconocen en detalle, se sabe que los S-300, diseñados en la década de 1970, pueden llegar a tener, en sus distintas versiones, un alcance de unos 250 kilómetros a una altura de hasta 30 kilómetros.

A pesar de ser muy poderosos, los S-300 están un escalón por debajo de sistemas más modernos como el S-400 ruso o el THAAD estadounidense.

El anuncio sobre los avances en el Bavar 373 fue hecho por Ami Hatami, nuevo ministro de Defensa iraní y el primero que no pertenece a la Guardia Revolucionaria en 24 años (AFP)

En tanto el anuncio de los avances en el desarrollo del Bavar 373 es una de las primeras intervenciones públicas de Hatami, un miembro del ejército iraní designado a principios de este mes para suceder a Hosein Dehghan el ministerio de Defensa.

Con esta movida el presidente Rouhani, reelecto en mayo, rompió con una dominación de la Guardia Revolucionaria en la cartera de Defensa que había durado 24 años.

LEA MÁS:

Irán advirtió que seguirá patrullando el Golfo Pérsico con drones a pesar de los incidentes con Estados Unidos

Irán amplió el presupuesto de su programa misilístico y se profundiza la crisis con los EEUU

Revelan que Irán y Rusia contrabandearon armas pese a las prohibiciones impuestas en el acuerdo nuclear