El acusado por la picada en la 9 de Julio podría enfrentar penas de hasta 7 años de prisión

0
268

 

Alejandro Gastón Radetic no perdió nunca la sonrisa durante el día de ayer, cuando por orden de un juez de Garantías de San Isidro fue detenido en el municipio de Tigre. Desafiante, incluso acompañó esa sonrisa con los pulgares hacia arriba cuando fue fotografiado a la salida de la Fiscalía, donde se negó a declarar, indagado en el marco de la causa que se le sigue por haber participado de una picada a más de 200 kilómetros por hora en diferentes avenidas y autopistas de la ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, al excéntrico empresario -que se autodefine como piloto de autos, cantante de reggetón, “fiestero” y “fierrero”- tal vez le cueste mantener esa sonrisa si finalmente es condenado por “conducción riesgosa en concurso real” y “daño agravado“, los delitos que le imputa el fiscal porteño Gonzalo Viña.

 

Radetic podría enfrentar penas que van desde los 6 meses hasta los siete años de prisión e inhabilitación para conducir. Sucede que, al delito de “conducción riesgosa”, para el que el artículo 193 bis del Código Penal prevé una pena de 3 años, se le suma el de daño agravado (penado con hasta cuatro años por el artículo 184, inciso 5) en concurso real.

Se espera que durante la jornada de hoy, el juez Penal, Contravencional y de Faltas Pablo Cruz Casas lleve a cabo una audiencia con el detenido y decida si finalmente le dicta la prisión preventiva pedida por la Fiscalía.

 

El abogado defensor de Radetic, Rodolfo Blaqué, sostuvo ayer que pedirá hoy la excarcelación. Y sugirió que aún no está establecido que haya sido su cliente quien conducía uno de los automóviles que participaron de la picada por las calles de la ciudad, que fue grabada por unos de los conductores y viralizada luego en las redes sociales.

 

Ayer, cuando los efectivos de la comisaría 4ª de Benavidez lo fueron a buscar a su casa del barrio Cabos del Lago, en Nordelta, encontraron en la casa de Radetic un importante arsenal, que incluía armas largas, cortas y municiones, que sin embargo no fueron incautadas porque contaban con los papeles en regla.

Las declaraciones del abogado adelantaron lo que será la estrategia de la defensa: “¿Es de público conocimiento que mi cliente fue el que participó en la picada? Porque yo la verdad lo desconozco y para la Justicia tampoco está acreditado todavía que haya sido mi cliente”, dijo ayer Blaqué en declaraciones radiales.

Sin embargo, para el fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, Luis Cevasco, no quedan dudas de que Radetic era uno de los participantes de la picada a más de 240 kilómetros por hora en 9 de Julio y otras avenidas de la Capital Federal.

El jefe de los fiscales porteños dijo además que el otro participante de la picada ya fue identificado y está siendo buscado. Además, si bien aún no han podido ubicar dónde están los vehículos que utilizaron en la picada, insistió en que tienen probado quiénes fueron los conductores.

De 36 años, Radetic alcanzó la fama en los últimos días por el video de la temeraria carrera que corrió por las calles de la Ciudad. Sin embargo, en las redes sociales su popularidad no es nueva: en Instagram, tiene unos 65 mil seguidores, con quienes comparte ostentosas fotografías rodeado de lujo, mujeres, armas, automóviles y motos.

 

Radetic, que es director de la constructora y contratista del Estado Marcalba SA, fue noticia en el pasado cuando, según autoblog.com.ar, le ofreció su automovil Lexus LS 400 blindado al presidente Mauricio Macri luego del que el mandatario fuera atacado en un acto en Mar del Plata. De acuerdo con esa publicación, el joven “es un conocido coleccionista de autos de lujo y competición” y “su hobby son las carreras de drifting, especialidad en la que obtuvo varios premios internacionales”.

Ayer, un nuevo video de cámaras de seguridad del Gobierno porteño mostró la imprudencia de los conductores, que fueron captados cometiendo varias infracciones de tránsito. En las imágenes se puede observar a una camioneta y un auto que se mueven a mucha velocidad por la 9 de Julio. Luego, los vehículos fueron captados en distintas calles, avenidas y autopistas cometiendo una serie de infracciones de tránsito.

 

Más allá de la identificación en las cámaras de tránsito, desde el Gobierno porteño admitieron que la picada por avenidas altamente transitadas de la Ciudad no fue advertida ni por el área de tránsito ni por seguridad sino hasta la publicación en los medios del video.

Radetic y sus armas