Donald Trump se contactó con los demócratas para elaborar una “gran” ley de salud que sustituya el Obamacare

0
39

Donald Trump se contactó con el líder demócrata en el Senado para avanzar en un proyecto conjunto para el sistema de salud (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el sábado que llamó al demócrata de más alto rango en el Senado para sondear si está interesado en trabajar en una “gran” ley de salud que sustituya al Obamacare, tras los intentos fallidos de los republicanos para acabar con el reglamento.

El líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, indicó que Trump le dijo el viernes durante la llamada telefónica que quería volver a intentar derogar y reemplazar la normativa, cuyo nombre oficial es Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

“Le dije al presidente que eso está fuera de discusión”, comentó Schumer en una declaración. “Si quiere que trabajemos juntos para mejorar el sistema de salud existente, los demócratas estamos abiertos a sus sugerencias”, agregó.

Los republicanos fracasaron varias veces este año en sus intentos por acabar con la ley patrocinada por el ex presidente Barack Obama, una promesa por la que llevan siete años haciendo campaña.

El presidente Trump, por su parte, mostró su frustración por esta situación e insultó de forma abierta a sus correligionarios republicanos durante el verano boreal.

“Llamé a Chuck Schumer ayer para ver si los demócratas quieren hacer una gran Ley de Cuidado Sanitario”, escribió Trump en Twitter el sábado. “El Obamacare está muy quebrado, grandes primas. ¡Quién sabe!”, agregó.

Schumer destacó los esfuerzos bipartidistas del senador republicano Lamar Alexander y de la demócrata Patty Murray para mejorar el Obamacare como “un buen punto de partida”.

Polémica por los anticonceptivos 

El viernes, el gobierno de Trump limitó, invocando convicciones religiosas y morales, el acceso a anticonceptivos a través de los seguros de salud, una medida que afecta a millones de mujeres estadounidenses y que asociaciones de derechos humanos se aprestan a demandar.

La medida cancela una disposición del “Obamacare”, al ampliar la exención ya otorgada a las instituciones religiosas a todas las empresas comerciales, según una nota del Departamento de Salud de Estados Unidos.

El presidente cree que la libertad de practicar su fe es un derecho fundamental en este país

“El presidente cree que la libertad de practicar su fe es un derecho fundamental en este país”, dijo la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, a periodistas.

El senador republicano de Texas Ted Cruz dio la bienvenida a la medida en Facebook: “Hoy, el gobierno puso fin a una disposición que violaba la tradición de libertad religiosa de nuestro país”.

Sin embargo, las reacciones indignadas no se hicieron esperar. La oposición demócrata, asociaciones de defensa de los derechos de la mujer, defensores de la planificación familiar, obstetras, ginecólogos y ciudadanos comunes salieron de inmediato a manifestar su desacuerdo.

La etiqueta #HandsOffMyBC (No toques mi contracepción) era tendencia en Twitter el viernes, a poco de conocerse la noticia.

Con información de Reuters

LEA MÁS: 

Tras el fracaso en el Senado, Donald Trump ordenó derogar el Obamacare y trabajar de cero en un nuevo sistema