Donald Trump permitirá que la policía vuelva a usar equipamiento militar en las calles de Estados Unidos

0
137

Chalecos, fusiles de asalto y francotirador y un vehículo blindado durante las protestas en Ferguson en 2015 que llevaron al presidente Obama a limitar ese equipo (AFP)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, levantará este lunes una limitación a las fuerzas policiales para la compra de equipamiento militar impuesta por su antecesor Barack Obama, reviviendo un debate sobre brutalidad policial y la escalada de violencia entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes.

El anuncio fue hecho por el Fiscal General Jeff Sessions este lunes durante la convención nacional de la Orden Fraternal de la Policía (OFP) en Nashville, Tennessee, una organización que vela por las condiciones de trabajo de los policías y que venía presionando desde hacía tiempo para lograr esta medida.

Este plan “asegurará que puedan obtener el equipo necesario para salvar sus vidas y hacer su trabajo y envía un fuerte mensaje de que no permitiremos que las actividades criminales, la violencia y la ilegalidad se conviertan en la normalidad“, dijo Sessions, según reportó The Washington Post.

El fiscal general, Jeff Sessions

Se espera que Trump firme el decreto este lunes y que entre en vigor de inmediato, derogando una medida anterior ordenada por Obama en 2015, luego de que agentes de las fuerzas de seguridad armados con chalecos, gas lacrimógeno y fusiles de asalto y asistidos por vehículos blindados reprimieran una serie de manifestaciones en Ferguson contra la brutalidad policial.

El violento accionar de los uniformados provocó un escándalo nacional, potenciando aún más el malestar ante el hecho por el que las personas marchaban: el asesinato del joven Michael Brown por parte de la policía.

En ese entonces la medida también fue apoyada por quienes rechazaban la militarización de las fuerzas de seguridad ya que esta clase de equipo fomentaría el uso de la violencia y la escalada de tensiones en protestas protagonizadas por la sociedad civil, desarmada.

Una escena de los disturbios entre manifestantes de extrema derecha y extrema izquierda ocurridos hace dos semanas en Charlottesville (Somodevilla/Getty Images/AFP)

Por otro lado sus defensores argumentan ahora que estas herramientas son esenciales para contener manifestaciones y proteger la vida de los oficiales.

En rigor, el decreto de Obama imponía limitaciones a la transferencia de ciertos artículos, incluyendo armas de grueso calibre, bayonetas, tanques y lanzadores de granadas, del ejército a la policía que habían sido permitidos en 1990 con el propósito de ser utilizados en la lucha contra las drogas y tiempo después, en operaciones antiterroristas.

Pero las tensiones raciales y sociales de los últimos años llevaron a que este equipo también fuera usado en otras situaciones, por lo que Obama le puso un freno en 2015.

El ex presidente demócrata, Barack Obama (AFP)

“Hemos visto como el equipo militarizado puede darle a la gente la impresión de que se trata de una fuerza de ocupación y no una parte de la comunidad que los protege y está a su servicio. Envía el mensaje erróneo“, había dicho el ex presidente demócrata, según la CNN.

“Esas restricciones fueron demasiado. No vamos a poner preocupaciones superficiales sobre la seguridad pública“, indicó este lunes Sessions.

Trump había prometido en campaña tomar esta medida, cuando negoció y obtuvo el apoyo de la Orden Fraternal de la Policía, que cuenta con 325.000 miembros a lo largo del país.

Por otro lado la organización de derechos civiles NAACP Legal Defense Fund había advertido que sería “excepcionalmente peligroso e irresponsable” que el gobierno levantara las restricciones, según recordó The Washington Post.

El presidente Donald Trump ya había prometido en campaña eliminar las limitaciones a la compra de equipo militar impuesta por Obama (AP Photo/Alex Brandon)

“En Ferguson y otros lugares quedó demostrado cuán peligroso, especialmente en las comunidades afroamericanas y latinas, puede ser una fuerza policial militarizada“, señaló en un comunicado.

“Que la decisión del presidente llegue a pocos días de la tragedia de Charlottesville y en medio de relaciones fracturadas entre la policía y estas comunidades refleja aún más que esta administración busca escalar las tensiones raciales en el país“, agregó.

Sessions en cambio dijo que el gobierno espera con esta medida poder aumentar la moral de la policía y frenar el aumento del crimen en algunas ciudades, que se suma a otras iniciativas para reducir la presión judicial sobre los agentes para que no pierdan “agresividad en las calles”.

LEA MÁS:

Donald Trump viajará a Texas el martes tras las inundaciones provocadas por el huracán Harvey

Donald Trump ordenó al Pentágono prohibir nuevos reclutamientos de personas transgénero

Donald Trump indultó al polémico ex sheriff Joe Arpaio