Debió abandonar por el accidente más tonto

0
91

Los deportistas son muy conscientes del riesgo al que están expuestos cada vez que compiten pero a veces se lesionan o lastiman de la manera menos esperada y más evitable como le sucedió a la tenista checa Kristyna Pliskova en el torneo que se disputa en Nanchang, China.

La hermana de la número uno del ranking y máxima favorita a quedarse con el certamen le ganaba 3-0 a la japonesa Nao Hibino cuando en un descanso entre punto y punto quiso correr un ventilador que aparentemente la molestaba con tal mala suerte (o torpeza) que se cortó un dedo de su mano izquierda.

Al tratarse de una zona donde sangra mucho, los médicos la curaron y la vendaron pero finalmente debió abandonar.

Dejar respuesta