Cuáles son las impresionantes armas nucleares que prepara Estados Unidos

0
20

(AP)

Para hacer frente a la amenaza rusa y al creciente poder de China, el gobierno de Donald Trump está planeando desarrollar nuevos armamentos nucleares con los que podría tener más poder para neutralizar y controlar las intimidaciones sufridas por sus aliados europeos.

La propuesta, delineada por el Pentágono, es la primera desde el inicio del gobierno republicano y plantea una postura nuclear estadounidense más firme. Si bien se sujeta a los tratados y pactos existentes sobre el control de armas, plantea un aumento del arsenal norteamericano. En ese sentido, aunque continúa varios de los lineamentos de la doctrina de defensa de Barack Obama, principalmente el renovar el armamento, desiste de la intención de su antecesor de reducir la capacidad nuclear.

El documento apunta a Rusia y, en menor medida, a China como las principales preocupaciones que demandan una postura más firme. En el caso del Kremlin, el Departamento de Defensa apunta que las acciones y políticas del gobierno ruso aumentan el riesgo de un conflicto en Europa.

Dos soluciones

En primera instancia, el documento propone modificar “un pequeño número” de misiles de largo alcance que están actualmente en submarinos estratégicos, para que puedan almacenar cabezas nucleares más reducidas. Según expertos, este arsenal podría concretarse en dos años.

(Getty Images)

Por otra parte, y más a largo plazo, sugiere el desarrollo de un misil crucero lanzado desde un submarino, restableciendo así un arma que existió durante la Guerra Fría y fue retirada en el 2011 por la Administración Obama.

Estos dos pasos, en conjunto, podrían disuadir la “agresión regional”, según el documento, para que Rusia se abstenga de un eventual ataque.

Doctrina Trump

Aunque el plan todavía no ha sido aprobado por el presidente, quien ordenó su elaboración poco después de asumir el cargo, se espera que la doctrina del mandatario republicano sea publicada en febrero y termine por delinear la postura sobre el rol del desarrollo de misiles balísticos.

Vladimir Putin y Donald Trump

Los defensores del plan indican que desarrollar el arsenal aumentaría el poder de disuasión, lo que a la larga reduce el riesgo de una guerra nuclear. Los críticos, por su parte, abogan por un desarme para evitar los enfrentamientos.

El interés por el desarrollo bélico ha aumentado en los últimos meses, a partir de la amenaza del régimen de Kim Jong-un y su rápido avance en el programa misilístico de la dictadura comunista, cuya retórica asegura que los cohetes apuntan a Estados Unidos.

(Con información de AP)

LEA MÁS:

Rusia posee un submarino sin tripulación que puede portar las ojivas más grandes del mundo