Cómo Irán burló durante 10 años las sanciones internacionales para desarrollar su programa nuclear y financiar el terrorismo

0
37

El ayatolá Ali Khamenei, líder supremo de Irán

Investigadores en Bahréin han descubierto que el régimen de Irán utilizó un banco ahora extinto para eludir durante una década las sanciones impuestas por la comunidad internacional con el fin de controlar su programa nuclear y poner fin a la ayuda a grupos terroristas, según reveló este martes el Washington Post.

Antes de que las sanciones fueran en parte levantadas en 2015 en el marco del acuerdo nuclear firmado con gobierno persa, el Future Bank, una entidad financiera bareiní cuyos dueños eran iraníes, logró enmascarar al menos 7.000 millones de dólares en comercio entre Irán y otros países, indicó una auditoría del gobierno de Bahréin.

Las transacciones se hicieron entre 2004 y 2015, un época en la que muchos ciudadanos e instituciones financieras iraníes tenían prohibido operar en los mercados internacionales.

El logo del Future Bank, que dejó de operar en 2015

Las autoridades bareiníes también descubrieron cientos de cuentas bancarias ligadas a actividades criminales, incluyendo lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, e incluso préstamos a compañías que pertenecen a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria, la organización militar iraní que opera en el extranjero.

De acuerdo a la auditoría gubernamental, Future Bank funcionó como un “caballo de Troya” que operaba desde el pequeño país sobre el Golfo Pérsico y por ahora sólo se conoce “la punta del Iceberg”.

Las sanciones internacionales impuestas sobre Irán durante décadas apuntaban a dificultar la compra de materias primas imprescindibles para su desarrollo de armas nucleares y, por otro lado, la salida de fondos para abastecer a grupos terroristas ligados históricamente con el régimen persa, como la guerrilla libanesa Hezbollah.

Hamad bin Isa Al Jalifa, rey de Bahréin

Pero esta revelación podría indicar que, hasta cierto punto, Teherán logró seguir cumpliendo en parte sus objetivos.

“Bahréin nunca sufrió violaciones de esta magnitud. Las ramificaciones que brotan del crimen sistemático realizado por el Future Bank no se pueden exagerar“, indicó el pequeño reino en una nota elevada a la Corte Permanente de Arbitraje en La Haya, Holanda.

No es la primera vez que se apunta contra esta entidad nacida en 2004 como un proyecto en conjunto entre los bancos Melli y Siderat de Irán y el Ahli United Bank de Bahréin.

El pequeño país petrolero es vecino de Irán

De hecho en 2008 Estados Unidos y Europa incluyeron al Future Bank en una lista negra por su presunto rol en violar las sanciones sobre Teherán.

En 2015 Bahréin finalmente cerró el banco, lo que provocó una denuncia en La Haya contra el país de parte de las dos entidades financieras iraníes que lo controlaban.

Esto a su vez llevó al gobierno bareiní a iniciar la auditoría que develó el alcance de la actividad criminal por la cual Irán logró acceso a los mercados internacionales.

Con las estratagemas de Future Bank Irán habría podido enviar apoyo a grupos terroristas como Hezbollah, en el Líbano

Entre las muchas prácticas detalladas estaba la remoción deliberada de la información de identificación que acompaña a una transferencia de dinero entre bancos, ocultando el origen de los fondos. Se realizó en al menos 4.500 transferencias por un total de 4.700 millones de dólares.

“No mencionen el nombre de nuestro banco, los códigos de referencia BIC [para países y bancos], en ningún mensaje enviado a Estados Unidos y no hagan envíos a través de Nueva York“, era una de las instrucciones a los empleados del Future Bank.

Por supuesto, estas tácticas requieren de bancos en Occidente que también oculten deliberadamente esta información al recibir y enviar pagos. Tal es el caso del gigante bancario británico Barclays, que escondió 500 millones de dólares en transacciones con Irán y en consecuencia fue multado por 298 millones de dólares en 2010 por el gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Otros 2.700 millones de dólares en transacciones se ocultaron haciendo modificaciones al sistema de transferencias internacionales SWIFT.

La creación del Future Bank sucedió en una época en la que Bahréin e Irán vivían un acercamiento. Además de ser vecinos en el Golfo Pérsico, ambos países cuentan con una población mayoritaria de fe musulmana chiita.

Pero la familia gobernante en Bahréin es sunnita y mantiene vínculos fuertes con los demás países del Golfo, que liderados por Arabia Saudita se oponen a Irán y en los últimos años han tensado aún más la relación.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Bahréin anunció el descubrimiento del yacimiento petrolífero más grande del país de las últimas ocho décadas

El Reino Unido llamó al régimen de Irán a dejar de enviar armas a los rebeldes hutíes de Yemen

Netanyahu: “Debemos detener al imperio agresivo de Irán”