Cómo está hoy Patricia Sarán, la diosa de la publicidad de los jeans y el ascensor

0
245

Patricia Sarán fue una de las diosas de los 90, hizo cine, teatro y televisión. Sin embargo, y aunque pasaron casi tres décadas, aún hoy es recordada por la publicidad de jeans en la que se cambiaba dentro de un ascensor. ¿Cómo está hoy la actriz que actualmente se dedica a la música?

Alejada de los medios, tiene un proyecto para hacer radio, aunque aún no hay nada cerrado y no descarta la posibilidad de regresar a la televisión: “Me gustaría volver, pero desde un lugar distinto, habiendo aprendido un montón de cosas. Tal vez con algo de entrevistas o juegos”.

Patricia no le cierra las puertas a nada: “Las cerré cuando estuve casada y no estuvo bien. Después, cuando te separás, te das cuenta de que tu carrera es tu carrera. En esa me equivoqué, pero sería mi momento de dedicarme al matrimonio. ¡Ahora estoy afuera otra vez!”.

Desde hace unos años se dedica al canto. Al principio comenzó como terapia y luego, de a poco, se fue profesionalizando: “Tomé clases cuando me separé, estaba muy nerviosa y me querían dar ansiolíticos, así que preferí empezar a estudiar. Después conocí a varios músicos, entre ellos a Alejandro Leonetti, guitarrista de César Banana Pueyrredón, y empezamos a hacer letras y música de canciones”.

Como en ese momento le pareció mucho ser “cantautora”, prefirió hacer covers: “No me gusta encasillar, así que hago un poco de todo,  melódico, rock”. Asombrados por su voz, sus amigos comenzaron a pedirle que cantara en fiestas y cumpleaños, por lo que Patricia se compró un equipo de sonido y la cosa se fue poniendo más en serio.

“Empecé a profesionalizar el tema porque conocidos que sabían que cantaba me fueron llamando para eventos. Entonces cambie el repertorio y le fui poniendo mi personalidad a los temas. La música me da calma, ahí puedo canalizar mi locura y mis angustias“, agregó Patricia, que hace shows privados en los que toca todo tipo de covers.

A fines de los ochenta y principios de los noventa trabajó como actriz en novelas, en cine hizo entre otras cosas Los Exterminators con Guillermo Francella y Emilio Disi y en televisión participó de La  noche del domingo, el ciclo de Gerardo Sofovich.

En aquella época, Patricia era híper famosa, con todo lo que eso significa: “En un punto no la pasé tan bien, estaba casada con un psiquiatra que nada que ver con este palo, todos los días había chicos esperándome en la puerta y no podía ni subirme al remis que me llevaba a grabar, a mi marido no le causaba gracia. Además estudiaba derecho, tenía profesores como Zaffaroni, la mayoría eran jueces y no entendían esa parte mía. De hecho así empezó lo del ascensor, porque la mitad de mi vida tenía que ver con la abogacía y la otra mitad con el modelaje”, recordó sobre la publicidad.

Tan recordado es aquel aviso que tiene dos propuestas para hacer un spot de jeans el año que viene: “No sería repetir la original, sino que la haría desde otro lugar y con otra edad”.

En el plano amoroso, está en pareja “pero con cautela”, aclaró: “Con cama afuera, nada de convivir”, dijo y para describir su presente utilizó una frase de la canción Primero yo, de Los Pimpinela: “Entre amarme y amarte, primero yo”.

 

LEA MÁS: 

Las Primas, a 30 años del éxito de “Saca la mano Antonio”: “Fue maravilloso poder volver con el grupo”

Judith Gabbani, diosa de los ’80: recordó a Olmedo y Porcel, reveló sus secretos de belleza y contó cuál es su particular hobby

¿Cómo está hoy Nancy Anka, la “chancle” mayor de “¡Grande Pá!”?