A un mes de Olavarría, habla la viuda de Bulacio: “Es horrible no saber de qué murió tu esposo”

0
149

Ninguna pérdida cicatriza si está infectada de incertidumbre. Por eso, la herida que sufre en todo el cuerpo Mariana Fernández no se cierra. Pasó un mes y cinco días de la muerte de su marido. La vida de Juan Francisco Bulacio (36) se terminó durante el recital del “Indio” Solari en Olavarría, y todavía no se sabe bien por qué. ¿Sobredosis? ¿Avalancha? ¿Apenas una mera fatalidad? Ese agujero negro de información inmoviliza a la viuda. Por eso reclama que la Justicia acelere el curso de la investigación; al menos, para tener la certeza de qué fue lo que pasó con el padre de sus cuatro hijos.

“Es horrible no saber de qué murió tu esposo, es una falta de respeto”, le dice a Infobae la viuda de Bulacio. El viernes 10 de marzo se despidió de su marido, un poco enojada porque no iba a estar en el cumpleaños de su nietita, y ya no lo volvió a ver con vida.

Fernández necesita Justicia para cerrar el capítulo del duelo y rearmar su vida, congelada en aquel momento trágico. De ella exclusivamente dependen ahora sus cuatro hijos (de 18, 12, 10 y 8 años) y su nieta de 3. Y eso la lleva a la necesidad urgente de que, de una vez por todas, los médicos legistas presenten el informe definitivo sobre las causas que llevaron a Bulacio a la muerte.

Según las autopsias preliminares, su marido murió por un paro cardiorespiratorio traumático. Esa información no aporta ninguna novedad. Todos mueren por un “parate” del corazón. Las versiones que hicieron correr fuentes judiciales es que pudo haber sido consecuencia de policonsumo de drogas -alcohol y sustancias ilícitas- y que no habría signos de aplastamiento, al menos previos a la muerte.

Mariana asegura que hay testigos que vieron y contaron otra cosa: “Dicen que él cayó y lo pisaron todo, hay un testigo que no tiene vida porque lo vio desde que cayó hasta que los pisotones ya no le hacían nada y trató de salvarlo, no era un amigo de él”.

Mariana Fernández está convencida de que no lo mató una sobredosis sino una avalancha. Ella dice que después de lo que sucedió empezó a mirar los videos colgados en YouTube y pudo encontrar a su marido todavía con vida, “bastante cerca del ‘Indio'”. Cuando Solari detuvo el show por primera vez, después del quinto tema, alertó a los cientos de miles de espectadores que adelante había gente pisando a otra gente.

El Indio Solari, durante el primer parate del recital (Gentileza Infoeme)

“La gente de Defensa Civil, ¿dónde está? Hay gente tirada en el suelo. Están pisando a uno que está borracho, levántenlo, tráiganlo para acá. Llévenlo para atrás porque está mal”, gritó Solari al interrumpir su show tras el tema “Ropa sucia”.

La viuda de Bulacio no sabe si el cantante se refería a su marido. Pero asegura que él estaba ahí. “Su cara estaba destrozada, su cabeza también. ¿Y dicen que no murió por aplastamiento? Te garantizo que sí. Los testigos lo vieron caer y no lo pudieron sacar. Uno de ellos me dijo ‘tu marido luchó como un guerrero, quería volver a su casa'”, cuenta Fernández, emocionada.

Por eso ella necesita los resultados finales de los médicos legistas. “Eso para mí es recontra importante. Ayer hablé con la fiscal (Susana Alonso) por los resultados de los análisis y me dijeron que la semana que viene ya va a estar, sí o sí”, comentó. Una fuente judicial informó a Infobae que efectivamente en los próximos días deberían llegar los resultados de esta pericia fundamental. La causa, de todos modos, dejará mañana de ser comandada por Alonso y pasará a la órbita de una Unidad Especial, a cargo de David Carballo.

La familia Bulacio está destrozada por la muerte de Juan Francisco. El padre de la víctima no puede dejar de pensar en su hijo. Es que él también estuvo en Olavarría, y escuchó los gritos de peligro de Solari y luego los rumores de las muertes. Pero volvió a Garín, donde vive, sin imaginar que una parte suya quedaría para siempre allá. “El padre estuvo en ese recital y nunca se enteró que fue el hijo que murió ahí. Y los hermanos lo mismo. Ellos siempre solían ir adelante. Y uno de mis cuñados decidió quedarse atrás. Algo le dijo que no”, cuenta Mariana.

Juan Francisco, junto a sus padres

“Todos son responsables”, dice Fernández con bronca, a la hora de pensar en por qué pasó lo que pasó. Y enumera: “Los organizadores del show, esos hermanos (Marcos y Matías Peuscovich), que sabían que iba a ir mucha más gente. El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, que les alquiló ese chiquero y apostaba por cuánta gente iban a meter. Y también el ‘Indio'”.

El 11 de abril, cuando Solari saludó a los padres de Micaela García en su velatorio, Mariana se sintió mal. No quiso ver ni hablar con nadie salvo con sus hijos. Estaba atravesando el primer mes sin su esposo y se enojó con el “Indio”. “Sólo me llamaron de la Municipalidad de Escobar (ella vive en Garín), se comunicó el intendente Ariel Sujarchuk, que llevó a mi cuñado a reconocer el cuerpo. Nadie más. El Intendende de Olavarría desapareció, eso no se hace”, reclama.

“Yo creo que el ‘Indio’, de alguna manera, se cagó en mi marido. El murió casi a sus pies. Lo sacaron muerto. Si hacés un recital y van a venir a verte, y querés cuidar a tu gente, tratás de cuidarla, la gente trabajó, cuidó la plata para estar ahí”, le reclama con dureza Mariana.

A pesar de que era fanático de Los Redondos y del “Indio”, Juan Francisco Bulacio sólo había ido a ver a Solari una vez antes de Olavarría. Fue en Tandil, en 2016, acompañado por su papá y por uno de sus hermanos. Y quedó tan fascinado que quiso repetir este año. Nunca antes había podido escuchar a su ídolo en vivo. Cuestión de dinero. Si bien tenía dos trabajos (en una metalúrgica y como delivery de una parrilla), que le insumían 12 horas diarias (“de 3 de la tarde a 3 de la mañana”, cuenta su mujer) la plata le alcanzaba con lo justo.

“No cuidaron a la gente, pensaron solo en sus bolsillos. No puede ser que no haya culpables. Yo nací pobre y moriré pobre pero no por eso voy a dejar de pedir justicia. Es una necesidad, mi marido no merecía morir así, tenía 36 años”, dice la viuda entre sollozos.

Juan Francisco fue padre muy joven y dedicó su vida a la crianza de sus chicos. Cada tanto iba a ver River con sus amigos. Pero la mayor parte del tiempo la pasaba en familia. Para marzo quería darse un gusto. Y cuando Mariana le pidió que no viaje a Olavarría, que iban a celebrar los tres años de su nieta, Bulacio le explicó que era probable que este fuera el último show, que no podía perdérselo.

Quería despedir a su ídolo. Pero el que no volvió fue él.

LEA MÁS:

A un mes de Olavarría: “El ‘Indio’ Solari está mejor, pero oscila entre la bronca y la tristeza”