A pesar de las macabras amenazas y los ataques a las iglesias, el papa Francisco dijo que el viaje por Chile “no será difícil”

0
50

El papa Francisco habla ante los periodistas a bordo del avión que los traslada desde Roma a Santiago de Chile  (Reuters)

“Para mí no será un viaje difícil. Estudié aquí y tengo muchos amigos y conozco bien Chile“, comentó el papa Francisco a los 70 representantes de los medios de comunicación que viajan con él.

Sobre Perú explicó que sabía menos porque había estado solo tres veces “para convenios o reuniones”. Francisco residió durante un año, en 1960, en Chile en el noviciado de los jesuitas.

El clima social en el país sudamericano se ha visto convulsionado tanto por los preparativos para la llegada de la máxima autoridad de la Iglesia Católica como por los ataques a templos y amenazas directas a la vida del Papa en las últimas semanas.

La amenaza contra el papa Francisco. “Las próximas bombas serán en tu sotana”El ataque contra la iglesia Santa Isabel de Hungría

También se han hecho oír reclamos de grupos mapuches que están en contra de que Francisco oficie una misa en zonas que ellos reclaman como propias.

Lejos de hacerse eco de esas notas negativas, el Sumo Pontífice se limitó a hablar con los periodistas sobre el viaje que tienen en curso y por el mensaje antinuclear que les dejó a cada uno al abordar el vuelo.

“Tendremos tiempo para reposar y trabajar”, dijo al recordar que es el vuelo más largo directo, 15 horas y 40 minutos (12.123 kilómetros) que tiene la compañía aérea Alitalia, así como también el más largo que ha realizado él durante su pontificado.

“Os deseo buen viaje. Me han dicho desde Alitalia que es el vuelo directo más largo que tiene Alitalia, 15 horas y 40 minutos. Gracias por vuestro trabajo que será duro, tres días en un país y tres en otro”, señaló.

El mensaje antinuclear

Al inicio del viaje, a los periodistas se les distribuyó una fotografía y el papa explicó su significado después.

“La he encontrado por caso, es el 45 y es un niño con su hermanito muerto en la espalda esperando el turno ante el crematorio en Nagasaki después de la bomba. Me conmovió cuando la vi y solo quise escribir: el fruto de la guerra y pensé en imprimirla”, dijo.

“Porque conmueve más que mil palabras”, agregó.

Francisco después pasó a saludar a los 70 periodistas, fotógrafos y cámaras que le acompañan en este periplo latinoamericano.

Con información de EFE

LEA MÁS:

A un día de la visita del papa Francisco a Chile, incendiaron otra iglesia al oeste de Santiago

Atacaron cuatro iglesias en Santiago de Chile y dejaron una macabra amenaza al papa Francisco a horas de su llegada