53 fotos inéditas de Perón y Evita

0
119

El fotógrafo Pinélides Aristóbulo Fusco integró el equipo de la Subsecretaría de Informaciones del gobierno peronista entre los años 1948 y 1955. Un libro recopila sus mejores fotos, algunas muy conocidas, otras inéditasEl periodista Matías Méndez, nieto del fotógrafo, ha reunido las mejores imágenes tomadas por su abuelo en el libro: “Fusco, el fotógrafo de Perón” (Aguilar). Perón abraza a Evita tras anunciar ella que no será candidata a vicepresidente. A la izquierda, aplaude Héctor CámporaMuchas de las fotografías de Pinélides Fusco ya son parte de la iconografía peronista, como ésta de Eva con el cabello suelto, la favorita de los setentistasAlgunas registran escenas cotidianas de la gestión presidencial de Juan Domingo Perón. En esta se lo ve firmando documentos que le acerca un colaborador. En su mano izquierda, el anillo de piedra negra. En su solapa, una banda negra en señal de luto por su esposa, fallecida el 26 de julio de 1952Otras son testimonio de momentos menos protocolares de esa misma gestión, como ésta, en la que mira una revista y conversa con un brigadier de la Fuerza AéreaFusco retrató infinidad de veces a la pareja presidencial. Aquí, listos para asistir a la gala de 1949 en el Colón. El fotógrafo desechó esta toma porque un colaborador de levita aparece agachado detrás de PerónA fines de 1948, Fusco pasó una tarde en la quinta de San Vicente con Perón y Evita. Algunas de esas fotos son bastante conocidas. Evita posa con su perro, en el piano y aquí atendiendo el teléfono.Otra fotografía de la misma serie. Eva con el cabello suelto y muy poco maquillajeRetrato hecho en la misma ocasión. Muy logrado y no tan conocidoOtra toma de esa tarde en la intimidad del matrimonio Perón en San VicenteEsta emblemática foto de Evita dando un discurso también es de FuscoRetrato de Evita en el que ya empiezan a notarse los efectos de la enfermedad en su físicoUna Evita demacrada y ojerosa que igualmente sonríe a cámara…Seria, resolutiva, dedicada e incansable: una imagen que refleja fielmente la transformación de Eva Duarte y su consagración a la causa que había abrazadoTiempos felices: Perón y Eva en un actoLa clásica sonrisa de Perón, bajo una gorra de pilotoLa pasión de Perón por los “fierros” registrada en estas instantáneas de FuscoOtras tomas de Perón en motoPerón al volante de la Maserati 250 f de 1954, durante una visita de Juan Manuel Fangio a la quinta de Olivos. El campeón de automovilismo está de pie a su lado.La obra de Fusco también incluye momentos de la vida cotidiana de la Argentina de entonces. Aquí, la llegada de un barco con inmigrantes al puerto de Buenos AiresEl mundo del trabajo también atrajo la mirada de Pinélides FuscoEvita posando junto a un grupo de cocineras de uno de los hogares de la Fundación Eva PerónLa ruta a Ezeiza. Al fondo, uno de los barrios construidos en esos años“La fotografía aérea fue una de las especialidades del trabajo de Fusco”, dice Matías Méndez. Aquí, EzeizaUn obrero de IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado) trabaja sobre un tractor “El Pampa”La Ciudad Infantil de La PlataPerón, saludando a un deportistaEnsayos para un retrato de Perón. Primeras fotografías en color, a fines de los años 40.Eva junto a un grupo de colaboradores. A su izquierda, Héctor CàmporaRecibiendo una medallaEl 11 de noviembre de 1951, como las demás mujeres argentinas, Evita vota por primera vez. Pero ella debió hacerlo desde la cama del Hospital de Avellaneda donde estaba internada. Raúl Apold, subsecretario de Prensa y Difusión, le ordena a Fusco inmortalizar ese momento.Julio de 1952. Fusco fotografía desde arriba el féretro de Evita. Se ve su rostro detrás del vidrioObreros de la CGT, con camisas blancas, arrastran la cureña que lleva los restos de Eva DuarteEl cortejo fúnebre de Evita en la Plaza de los dos CongresosEl féretro de Evita es sacado del Congreso. Perón está de pie en la escalinata.Foto aérea del funeral de Evita. La gente hace cola para despedirla

Otra toma aérea del desfile para despedir a Eva Duarte

Otro de los tantos retratos que inmortalizan la belleza y la elegancia de Eva PerónLa pareja presidencial, de galaOtra instantánea, más natural, de la misma ocasiónPerón atendiendo en el despacho de Evita, en los días posteriores a su muerteOtra imagen de Perón durante su duelo. Lleva un brazalete negro en la manga de su sacoPerón posa para la cámara de Fusco, lapicera en mano. En su solapa, la banda negra cruzada que indica el luto por su esposaPinélides Fusco, a quien Perón llamaba “Fusquito”, nació en Buenos Aires el 26 de diciembre de 1913Maestro de escuela por las mañanas y fotógrafo presidencial por la tarde. Formado en el Mariano Acosta, la fotografía fue un hobby hasta que alguien lo citó para que mostrase sus fotos a Raúl ApoldFusco junto a Perón. La clásica foto autografiada por el generalFusco junto a la actriz italiana Gina Lollobrigida. Luego del golpe contra Perón, el fotógrafo fue arrestado bajo la acusación de “pornógrafo”, por haberle supuestamente tomado una fotografía con infrarrojo en la que se la veía desnuda. No fue el único infundio contra el peronismo, pero con seguridad uno de los más ridículosCon Zully MorenoEl arresto tras el golpe del 55 decidió a Fusco a poner a salvo su archivo fotográfico. Lo ocultó su hermano en la curtiembre que tenía en Nueva Pompeya. Así se preservó esta maravillosa colecciónSu retrato de Mirtha LegrandGraciela, la hija mayor de Fusco, con la Speed GraphicMatías Méndez en brazos de su abuelo, a quien hoy homenajea con este libroPinélides Fusco posando orgulloso frente a algunas de sus más emblemáticas fotografías